Qué son las escalas geográficas y cómo se miden

Anuncios patrocinados


Las escalas geográficas

Cuando agarramos un mapa en un papel, enseguida sabemos que no estamos viendo las cosas tal cual son en la realidad, sino que estamos representando de manera “más pequeña” algo que es muy grande, y para poder lograr eso el hombre utiliza el concepto casi “mental” de la escala. Estos mapas son una herramienta muy útil para estudiar ciertas ramas de la geografía, materia de la cual no muchos agradan pero que es sumamente útil y que por eso hemos hablado en este blog, como “qué son los espacios geográficos” o “cómo es la formación de los paisajes“. Pero volvamos con qué son las escalas geográficas y cómo se miden.

Antes de ir con la definición de una escala geográfica, mejor hablar específicamente de qué es una escala. Clasehistoria.com la define textualmente como “la relación existente entre un objeto real (por ejemplo, la superficie de la Tierra o una porción de ella) y la representación que del mismo se hace.” Las escalas en los mapas aparecen de dos maneras distintas.

Escala geográfica numérica: se expresa mediante una fracción que representa la proporción entre la distancia entre dos lugares en un mapa y su correspondiente REAL en el terreno:

Escala geográfica numérica
La escala numérica

Por lo general, esta escala numérica se representa como la relación en unidad. 1:50.000 significaría que en unidad 1 en el mapa representa 50.000 veces más esas unidad en la realidad. Si la unidad que usamos es centimetro, entonces en la realidad esa rayita de 1cm significaría 50.000 centímetros.

Por otro lado, podemos usar la escala geográfica gráfica, que hace la idea de una regla sobre el mapa, gradudada para que no haya errores. Colocando esta regla sobre el mapa, podemos determinar el valor real aproximado en las unidades correspondientes. Por ejemplo:

Escala geográfica gráfica
La escala gráfica

Por último, cabe aclarar algo en el uso de las escalas geográficas: cuando más pequeña es el área que se quiere representar en escala (por ejemplo, ciudades, provincias y hasta países) mejor comparándola con una que represente algo mucho más grande como un continente, ya que el error por la escala es menor y es una representación más digna.






Leo

Estudiante de Bioquímica, mangadicto y lector de "La Cosa Cine". Amante de las buenas historias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *