Saltar al contenido

Qué son las Falanges

Vuelven las Clases de Anatomía en Neetescuela y volvemos a enfocarnos en distintos lugares específicos del cuerpo. Ya hace poco estuvimos hablando de la caja torácica y los huesos que la componen, aunque también hicimos un corte viendo los músculos del brazo, los huesos y músculos de la pelvis e incluso vimos los huesos de la cara. Esta vuelta vemos una extremidad, este caso la mano, que como es es de esperarse está compuesto por una serie intricada pero no compleja de huesos articulados entre sí que permiten el movimiento fino y las habilidades que todos sabemos que poseen. ¿Qué son las falanges, entonces? Es una parte fundamental de los huesos de la mano, pero no son los únicos. Veamos.

Los Huesos de la mano
Los huesos de la mano izquierda

Las falanges de las manos son en total 14: tres para cada dedo, y dos para el pulgar. Según su distancia al centro de la mano, se dividen en falanges distales, medias y proximales (que también son conocidos, aunque no se usa más, como falangeta, falangita y falange respectivamente). Son huesos largos (ya que predomina la altura por sobre el ancho) que constan de dos caras: anterior y posterior, y que se articulan entre sí por ambos lados, salvo la falange distal, que se articula solo por un lado.

Cada una de las falanges están compuestas por un cuerpo y dos extremidades. El cuerpo se estrecha desde arriba hacia abajo, es posterior convexa, cóncava en la parte frontal de arriba hacia abajo, plana de lado a lado. Los lados se encuentran con una superficie áspera debido al apego de los tendones flexores.

El resto de los huesos de la mano se componen por los metacarpianos y los carpianos. Estos últimos son 8 y muy pequeños, y se llaman trapecio, trapezoide, grande, ganchoso, pisiforme, piramidal, semilunar y escafoides.