Saltar al contenido

Qué son los Aerófonos

En alguna oportunidad hemos hablado ya sobre la historia de la música y sus primeros acercamientos al mundo contemporáneo actual. Como todos sabemos, la música ha ido evolucionando de manera tal que en la actualidad puede ser utilizada para la medicina y la educación, del mismo modo que satisface a cada oyente en momentos de ocio y tiempo libre. Para que la composición musical pueda desarrollarse, es necesario contar con una serie de instrumentos musicales -valga la redundancia- que, en conjunto, generan una melodía agradable al oído humano. De ellos hay muchos y muy variados, pertenecientes a distintas clases como, por ejemplo, viento, percusión y cuerda. A través de este post hablaremos hoy sobre los clásicos de viento; te contaremos qué son los aerófonos y sus pasos a través de los años.

260px-Aerófonos

Los aerófonos se caracterizan por generar sonidos a través de la vibración de una columna de aire situada en su interior, sin tener la necesidad de contar con cuerdas o elementos extras para que el sonido se reproduzca. Es, quizá, uno de los instrumentos de viento más completos y dinámicos. Veamos cómo funcionan y cuáles son sus características fundamentales.

  • ¿Cómo funcionan los aerófonos?

En su totalidad, los instrumentos de viento constan de uno o varios tubos que permiten generar el sonido. Allí es donde se formará la columna de aire que el músico hará vibrar a través de una boquilla. El sonido que produzcan dependerá de su longitud, presión y diámetro debido a la entrada y salida de aire al tubo. A mayor longitud del tubo, más grave resultará el sonido y, claro está, a menor longitud más agudo. El diámetro también incidirá en la gravedad del sonido de la misma manera que la longitud

Las distintas notas pueden ser obtenidas acortando la longitud sonora del tubo por medio de agujeros abiertos a lo largo del mismo. Dicha longitud puede ser acortada o alargada a través de válvulas o pistones que conectan trazos adicionales.

  • Clasificación de los aerófonos

viento madera y metal

En el año 1914 se estableció una clasificación de aerófonos, la cual se divide en dos: formal e informal. Esta última hace referencia a aerófonos de metal, madera y órganos. Aún así, se ha establecido que esta clasificación, por demás sencilla, puede prestarse a confusión, por lo que la más usual tiene que ver con aerófonos de bisel -flautas, traversa-, de lengua simple -clarinetes, saxofones y variantes-, de lengua doble -oboes y fagotes-, de embocadura -engloba instrumentos de metal, trombón, trompa, trompeta, tuba, etc.- y con depósitos de aire -acordeón-.

  • La trompeta y el saxofón, representantes más populares de este grupo

images (1)Si bien existen muchos y variados instrumentos de viento, no podemos dejar de hablar de los clásicos y más relevantes dentro del rubro: la trompeta y el saxofón. Ambos han sabido distinguirse dentro de la especie por su impronta sonora, además de contar con fantásticos intérpretes a lo largo de la historia.

El saxofón, por su parte, se encuentra muy ligado al jazz, y la trompeta muy ligada a lo militar.