Saltar al contenido

Quién fue Benito Quinquela Martín

A través de estos párrafos te contaremos hoy quién fue Benito Quinquela Martín, pintor y muralista nacido en Buenos Aires en el año 1890.

Benito_Quinquela_Martin

Biografía de Quinquela Martín

La Boca, uno de los barrios más representativos de la ciudad de Buenos Aires, fue el lugar donde eligió comenzar a plasmar su gran estilo naturalista en torno a barcos y la clásica actividad portuaria del lugar. En algún tiempo se lo consideró como el pintor del riachuelo por tratar temas relativos a lo portuario.

quinquela2En lo que respecta a su historia de vida podemos decir que fue abandonado por sus padres al nacer y vivió sus primeros seis años de vida en un orfanato, hasta que una familia de corazón decidió adoptarlo. Fueron ellos quienes le dieron todas las posibilidades de comenzar a formarse y educarse, pero con tan solo nueve años debió comenzar a trabajar en la carbonería paterna.

Hasta cumplir los quince años, Quinquela Martín fue obrero portuario de La Boca, dedicándose a trepar barcos para rellenar las bolsas vacías de carbón y cargarlas luego en los carros. A esto le sumaba una activa participación política que desarrollaba en el lugar: pegaba cartelas y repartía panfletos a favor de Alfredo Palacios.

Tiempo más tarde, en 1907, ingresó en una academia de dibujo de su barrio y se dedicó a estudiar pintura con Alfredo Lazzari. En ese rubro conoció a Juan Alberto Filiberto, músico con quien mantuvo una estrecha amistad hasta el final de sus días. Mantuvo también un vínculo con el directo de la Academia de Bellas Artes, quien fue su guía y sostén al momento de iniciarse en el dibujo de retratos, así como también fue quien le ayudó a incursionar en el uso de los colores.

descarga (22)

Fue en 1918 cuando decidió cambiar su nombre de pila, Benito Juan Martín, por uno artístico: Benito Quinquela Martín, adoptando el apellido de su padre adoptivo. Fue con este nombre que exhibió sus primeras pinturas en la Exposición Individual de la Galería Witcob, obteniendo gran éxito y repercusión.

Fue ahí donde empezó su trayectoria artística y no paró; comenzaron sus recorridos por el mundo, y en 1921 hizo su primera presentación en Río de Janeiro. Dos años más tarde viajó a Europa, a Madrid para ser más exactos. En 1925 llegó a París, luego pasó por Nueva York y en 1929 llegó a Italia para ser nombrado por Mussolini como su pintor predilecto por ser capaz de retratar el trabajo.

Fueron muchos viajes seguidos que lo mantuvieron separado de sus padres por mucho tiempo, y fue por ese motivo que rechazó viajar a Japón y quedarse con ellos en su barrio argentino de La Boca. Allí fue una persona muy querida por todos, considera como un protector de las artes y fundador del Café Tortoni como sitio donde los artistas podían publicar sus obras.

Finalmente, en el año 1933, Quinquela Martín compró varios terrenos del Estado para destinarlos a la construcción de instituciones donde se pudiera expandir el arte. En uno se construyó la Escuela Museo Pedro de Mendoza, siendo hoy el Museo de Bellas Artes de La Boca, el cual fue decorado por él mismo.

Entre sus obras más destacadas podemos mencionar: Tormenta en el Astillero (Museo de Luxemburgo), Puente de La Boca (Palacio Saint James, Londres) y Crepúsculo en el astillero (Museo de Bellas Artes de La Boca)