Saltar al contenido

Quiénes fueron los Sofistas

La antigua Grecia ha sido cuna de muchísimos legados importantes que nos han quedado hasta hoy en día, mas de dos mil años después de su existencia. Han sido grandes pioneros en diversos estudios, como las matemáticas. Para honrar a sus dioses inventaron los Juegos Olímpicos, que hoy en día se realizan pero con un fin más de integrar culturas que venerar dioses. Por otro lado, fueron los primeros en implementar un sistema democrático, cuya sede fue Atenas. Pero también eran grandes estudiosos, filósofos y políticos ejemplares para el resto del mundo. Un grupo destacado más antiguo que la llegada de Sócrates y Platón son los Sofistas. ¿Quiénes fueron los Sofistas?

Qué fue el Sofismo

Los sofistas fueron grandes sabios de la antigua Grecia que luego de la llegada de Sócrates o Platón perdieron su prestigio, siendo este nombre a partir de ese momento un término peyorativo. Se empeñaban a educar básicamente retórica (el arte de hablar bien) y erística (arte de persuadir o convencer), ya que consideraban que estos dos aspectos eran importantes para los jovenes para entrar en el mundo de la política. Muy errados no estaban.

El sofismo representa el fin del estudio cosmológico (naturaleza como principal inquietud del saber) al que le siguió el antropologismo, el estudio centrado en el hombre. Fueron muy controversiales con su pensamiento, ya que afirmaban cosas como que la moral y la justicia eran términos propiamente humanos, que la lengua era fundamental y que por eso no había algo verdadero o válido. También, al enseñar erística, podían llegar hacer que lo injusto sea justo, lo que atentaba contra la búsqueda de los griegos de la verdad absoluta. Por último, tenían una forma de estudiar las cosas de manera empírica deductiva (recopilar datos individuales de distintas zonas y buscar el “patrón” o algo que los relacione y los lleve a la respuesta) lo que molestaba un poco a los griegos más tradicionales. Finalmente llegarían los filósofos ya antes mencionados y se encargarían de tratar a los sabios sofistas de forma peyorativa.