Saltar al contenido

Química en acción – Como el agua y el aceite

¿Cómo funciona un extintor? ¿Por qué el nitrógeno líquido puede achicar un globo inflado? ¿Cómo creamos tinta invisible? ¿Cómo reconocemos un huevo duro de uno crudo? Estos y muchos más misterios de la química y la física se resolverán en esta nueva sección de “Química en acción”. Hoy explicaremos porqué el agua y el aceite no se mezclan.

Seguro siempre escuchan cuando dos personas son muy diferentes el dicho de que “son como el agua y el aceite”. Y químicamente, les puedo decir que esto es verdad. El agua y el aceite son sustancias totalmente diferentes. Y vamos a ver en este sencillo experimento como esta diferencia les hace imposible que se mezclen.

Vamos a necesitar: un gotero, un vaso con agua, aceite y un vaso de plástico. En el vaso de plástico, se pone un poco del aceite y con el gotero se toma un poco de él. Se deja que el aceite se escurra del gotero debajo de la superficie del agua en el vaso.

Vamos a ver que el aceite asciende lentamente hasta la superficie de agua, formando una capa totalmente separada. Esto se debe en primer lugar, a que el aceite es menos denso que el agua, por lo que tiende a ascender y ubicarse sobre el agua. Químicamente, el agua es una sustancia polar y el aceite es apolar o no polar. Esto hace que, a nivel microscópico, sea imposible mezclarlas porque tienen a repelerse. Una sustancia polar, será aquella que tenga centros de cargas negativas y positivas no coincidentes. Estos centros de cargas se atraen con centros de distintos signo de otras moléculas (el positivo con uno negativo y el negativo con uno positivo); lo que hace que las sustancias polares sean solubles entre sí (pueden mezclarse para formar una única fase homogénea). Lo mismo sucede con las sustancias polares, que entre sí son solubles. En el caso del agua y el aceite, se tiene una sustancia polar y una no polar, que tienden a repelerse y no se mezclan.