Saltar al contenido

Química en acción – Ósmosis

¿Cómo funciona un extintor? ¿Por qué el nitrógeno líquido puede achicar un globo inflado? ¿Cómo creamos tinta invisible? ¿Cómo reconocemos un huevo duro de uno crudo? Estos y muchos más misterios de la química y la física se resolverán en esta nueva sección de “Química en acción”. Hoy estudiaremos el proceso de ósmosis utilizando zanahorias.

Vamos a necesitar: tres zanahorias del mismo tamaño, dos vasos, agua, una cuchara y sal. Una de las zanahorias la usaremos para compara los resultados. Coloquen una zanahoria en agua corriente y la segunda en agua con sal. El agua con sal prepárenlo como si fuera una salmuera (mucha cantidad de sal gruesa con un poco de agua para que quedes espesa). Esperen un día y observen los resultados.

Usando a la zanahoria en espera como patrón para comparar, vean que la zanahoria sumergida en agua caliente esta hinchada (aumento su tamaño) y la zanahoria sumergida en salmuera está más delgada (se achicó su tamaño). ¿A qué se debe este fenómeno?

El proceso de ósmosis, es un proceso a partir del cual un solvente se filtra a través de una pared celular, para igualar la concentración de las soluciones situadas a cada uno de los lados de la pared. El agua se filtrará a través de la membrana en la dirección de la solución menos concentrada a la más concentrada, para así diluirla e igualar las concentraciones.

En nuestro caso, el agua pasará a través de la membrana celular de la zanahoria hacia su interior cuando se encuentra sumergida en el agua corriente. Y abandonará a la zanahoria, cuando ésta está sumergida en salmuera. Así en el primer caso, la zanahoria experimenta aumenta en su tamaño; y en el segundo caso, lo contrario.

El proceso de ósmosis es muy común en la industria alimenticia, inclusive en nuestra vida diaria. Aunque tal vez no lo tengamos presente, el proceso de ósmosis se da muchas veces cuando cocinamos. Por ejemplo, cuando hervimos arroz o lentejas, están suelen aumentar su tamaño; también cuando las ponemos en remojos antes de cocinarlas.