Saltar al contenido

Química en acción – Perfumes caseros

¿Cómo funciona un extintor? ¿Por qué el nitrógeno líquido puede achicar un globo inflado? ¿Cómo creamos tinta invisible? ¿Cómo reconocemos un huevo duro de uno crudo? Estos y muchos más misterios de la química y la física se resolverán en esta nueva sección de “Química en acción”. Hoy fabricaremos perfumes caseros.

Vamos a necesitar: alcohol de farmacia, agua, frascos de vidrios con , filtros de café y sustancias naturales de las que les gusta el olor y se lo podamos extraer (menta, romero, tomillo, cáscara de naranja o limón, alguna flor, ramas de canela).

El experimento es muy sencillo. Corten las hojas o la cáscara de la fruta en pequeños trozos y colóquenlas en un morterito junto con el alcohol. Trituren la mezcla y pásenlo a un frasco de vidrio. Añadan más alcohol y dejen reposar por una o dos semanas. Pasado ese tiempo filtren la mezcla con un filtro de café y añadan agua para suavizar la colonia.

Químicamente estamos llevando adelante un proceso de extracción, en el cual mediante el uso de un solvente (que en nuestro caso es el alcohol de farmacia) extraemos de nuestro soluto (hojas o cáscara de frutas) las sustancias que le dan el olor.