Recocido de metales

Anuncios patrocinados


tratamientos térmicos de aceros
Tratamientos térmicos

El recocido de metales es un tratamiento térmico que se le hace a este material para eliminar los efectos negativos del endurecimiento en frí0. El proceso del recocido consiste en calentar el material a altas temperaturas y dejarlo un tiempo considerado. Luego se apaga el horno y se lo deja enfriar allí dentro de forma controlada. En el caso de los aceros, la temperatura debe ser de 30 a 60 grados centígrados sobre AC1 en caso de aceros hipereutectoide o sobre AC3 en los hipoeutectoides.

Durante el proceso de recocido de los metales podemos ver distintas etapas que sufre el material. Estas son:

  • Recuperación: en la cual se eliminan los esfuerzos residuales.
  • Recristalicación: se comienzan a formar granos en distintos centros de nucleación. Se produce una disminución de la dureza del metal.
  • Crecimiento de granos que alcanzan tamaños considerables. Esto viene acompañado de una gran disminución de la dureza.
proceso de recocido de aceros
Recocido de metales

El metal luego de aplicarle este tratamiento térmico, pierde los esfuerzos residuales, gana ductilidad pero también pierde resistencia. Muchas veces luego de este recocido, se vuelve a aplicar deformaciones en frió.






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *