Saltar al contenido

Recreos y meriendas saludables

Los recreos son los momentos más esperados por los chicos y jóvenes cuando van a la escuela, en el recreo los más chicos juegan, los más grandes se dispersan un poco, pero ambos generalmente coinciden con algo: alimentarse.

En los recreos muchas veces –por no decir la mayoría- aprovechamos para comer algo, ya sea porque la mañana o tarde se hace larga y queremos alimentarnos y juntar fuerzas para seguir, o más bien también porque es una especie ya de costumbre que el recreo algo tenemos que comer y compartir con nuestros compañeros. El problema radica en ¿qué comemos?, ya que asociamos recreo=golosinas, y nos llenamos comiendo alfajores, chupetines, chocolates y otras cosas que quizás no son de las más saludables.

Bajo este escenario que muchos ya habían visto, es que se comenzó a plantear en muchas escuelas y jardines el concepto de: merienda saludable. La merienda saludable ayuda a que los chicos establezcan hábitos saludables en cuanto a la comida y de este modo mejoren su salud. Establecerlos de manera temprana colabora a que los tomemos de modo naturalizado y ya de grandes no nos cueste tanto alimentarnos saludablemente.

La obesidad, la hipertensión, la diabetes y otras enfermedades relacionadas son cada vez más frecuentes en personas jóvenes, por este motivo esta campaña de insertar meriendas saludables en instituciones educativas es más que beneficioso, ya que estaríamos reduciendo el riesgo de estas enfermedades en un futuro.

¿Qué es una merienda saludable? Justamente es una merienda que no afecte a la salud, la cual no incluye –por ejemplo- golosinas, snacks o gaseosas y se opte por:

-alimentos fáciles de comer (recordemos que es una merienda)

-alimentos bajos en grasas y calorías

Lo importante es que se piense junto con el niño que merienda llevar, así se siente partícipe y le gusta la idea; entre algunos de los alimentos podemos encontrar:

-frutas

-jugos naturales-sandwiches de panes integrales

-yogures

-cereales