Saltar al contenido

Síndrome del Túnel Carpiano

Compresión del nervio mediano
Dolor y parestesias en la mano

El Síndrome del Túnel Carpiano es una afección ortopédica (la ortopedia estudia y trata las enfermedades a nivel de los huesos, músculos y tendones, en cambio la traumatología trata las lesiones por traumas producidas en esos mismos elementos) que se caracteriza porque un nervio, el nervio mediano, es comprimido en su pasaje por el túnel carpiano, un conducto osteofibroso que se encuentra a nivel de la palma de la mano.

El nervio mediano lleva información motora y sensitiva de la región de la mano principalmente. Cómo el túnel por el que pasa es inextensible, cualquier causa que altere la relación continente-contenido de esa zona puede comprimir al nervio en cuestión. Las causas son varias, por ejemplo fracturas o luxaciones a nivel de los huesos de la mano o de la muñeca, hematomas, inflamación de la cápsula que reviste las articulaciones, tumores, trastornos endocrinos como la menopausia o alteraciones en los niveles de hormonas tiroides e hipertrofia del ligamento que forma el techo del túnel.

Las manifestaciones son:

-Sensación de adormecimiento de los dedos a nivel del pulgar, dedo índice, medio y una parte del anular.

Dolor que aumenta durante la noche y puede incluso hasta despertar a la persona, sensación de hormigueo (parestesias) y disminución de la sensibilidad al tacto en la zona en cuestión. También puede haber palidez o color azulado de la piel de la mano.

Atrofia (disminución del volumen de la masa muscular) en la eminencia tenar (zona del pulgar) y disminución de la movilidad del pulgar para algunos movimientos.

Otros signos pueden ser la sensación de hormigueo ante la percusión o compresión en la zona del nervio que esta afectada (Signo de Tinel-Hoffman), o ante la flexión forzada de la muñeca durante 1 minuto (Signo de Phalen) o ante la extensión forzada (Test de Tanzer).

Cuando los síntomas y signos son leves puede hacerse un tratamiento conservador que implica inmovilización de la zona y tomar antiinflamatorios. De lo contrario, cuando la signosintomatología es importante se deberá hacer una cirugía para descomprimir el nervio mediano. La cirugía alivia el dolor rápidamente, aunque la sensación de hormigueo puede persistir un tiempo más. Las lesiones de los músculos son de recuperación más lenta y no siempre es total.