Teoría centro-periferia

Anuncios patrocinados


La desigualdad entre territorios provoca marginación y explotación

Esta teoría fue desarrollada en los años 70 y se presentó como otro intento por comprender la relación entre economía y territorio. Fue denominada de varias maneras como teoría centro- periferia, teoría de la dependencia o Teoría del Intercambio Desigual.

El objetivo de estos teóricos era entender el funcionamiento de las economías subdesarrolladas (que ellos denominan periféricas), a partir de la consideración de los principales rasgos que constituyen las mismas. Para ello realizaban un análisis histórico, con él se pretendía indagar la creación y modo de funcionamiento de las principales relaciones y actividades económicas en la periferia. Es decir, se buscaba identificar las estructuras socioeconómicas más importantes de las realidades analizadas, así como estudiar su evolución y desarrollo. Esto propiciaba el desarrollo de un marco diferenciado que servía al análisis de las sociedades periféricas que eran comparadas continuamente con las economías capitalistas más avanzadas, en este sentido se considera que las economías periféricas tienen una forma de funcionamiento muy diferente a las centrales.

Esta teoría establece la estructura jerárquica de las regiones/países, y define las diferencias entre el centro y la periferia, postulando:

  • Las actividades más avanzadas se concentran en el centro
  • El ambiente cultural es más propicio y favorable en el centro
  • La demanda creciente de exportaciones y los rendimientos crecientes duraderos en el tiempo también son patrimonio del centro

Claramente con estos postulados se puede notar que se establece una relación de dominación desde el centro (por su capacidad de innovación tecnológica e institucional) hacia la periferia, que no se vislumbra como un espacio apto para la innovación y no aprovecha las oportunidades de beneficios ya que es incapaz de adaptarse por falta de mano de obra y de capital. Por ende, esta teoría concluye que las disparidades regionales tienen su causa tanto en las relaciones interregionales como en la dinámica interna de la periferia, incapaz de generar una dinámica propia de desarrollo.

La relación centro-periferia viene dado por un sistema colonial en el que los recursos (trabajo, capital, materias primas y bienes intermedios) fluyen de la periferia al centro, y en el que la tasa y la pauta de desarrollo de la periferia están controladas por el centro con el fin de lograr sus objetivos económicos, políticos y sociales. Teniendo en cuenta que las regiones centro son subsistemas de la sociedad organizados sobre un base territorial que tiene gran capacidad para generar y absorber cambios innovadores; mientras que las regiones periféricas son subsistemas cuya senda de desarrollo está determinada en gran medida por las instituciones de la región centro, con la cual se encuentran en una relación básica de dependencia.

 El argumento de esta teoría está basado en la idea de que la periferia constituye en sí misma un obstáculo para el crecimiento regional, ya que hace difícil acceder a los mercados, la información y las innovaciones.

El término centro-periferia ha sido particularmente exitoso para referirse a las desigualdades sociales y económicas y su desigual distribución espacial, especialmente en el ámbito mundial, hablándose en este sentido de países centrales y países periféricos, con significado similar a otras dualidades de uso habitual, como Norte-Sur, mundo desarrollado-subdesarrollado y primer mundotercer mundo.

Una de las principales críticas hacia este modelo es que asumieron de manera extrema la cuestión de la urbanización dependiente de los sectores periféricos, y consideraron las relaciones centro-periferia como un monólogo desde el centro, sin ningún tipo de respuesta o autonomía alguna de la periferia.






Laura

Mi nombre es Laura, fanática de las buenas charlas, la música y el cine. Soy una antropóloga capricorniana muy impaciente, justa y coherente. Cuasi adicta a algunos placeres de la vida como escuchar al flaco y ver una buena película; además soy muy alegre, y como siempre digo: rebuscada de manera simple. Ah! nunca me olvido de que: Las flechas que unos ven partir, otros las ven llegar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *