Saltar al contenido

Tipos de dinosaurios voladores

Hace algún tiempo hablábamos aquí sobre la era mesozoica, época en la cual vivieron los dinosaurios que marcarían el comienzo de la vida en la Tierra. La variedad era muy amplia y los nombres muy raros. Seguramente hayas escuchado hablar sobre los dinosaurios voladores, los Pterosaurios que, en realidad, eran reptiles camuflados y no lo que todos creían que era. Fueron los primeros vertebrados que adquirieron la capacidad de volar en aquellos años, por lo que se piensan como antecesores de las aves actuales, dominantes de los cielos y la Tierra. A través de estas líneas te contaremos cuáles fueron los tipos de dinosaurios voladores que existieron, cuya clasificación es amplia y completa. Veamos. 

quetzalcoatlus

Especies de Pterosaurios

Como decíamos más arriba, a estos “mal llamados” dinosaurios voladores -que en realidad eran reptiles- se les asignó el nombre de Pterosaurios, los cuales tenían una estructura vertebrada bien marcada y alas que les permitían volar. Se considera que durante el período Triásico existieron más de cien tipos de Pterosaurios, en sus diferentes formas y tamaños: algunos pequeños como palomas, y otros gigantes dinosaurios voladores de más de 15 metros de largo.

Es el Quetzalcoatlus el Pterosaurio más grande que se conoce, a quien se le asignó dicho nombre en honor a la serpiente emplumada, Quetzalcóatl. Sus orígenes radican en Norteamérica, cuyos restos fósiles fueron útiles para determinar que se trataba del Pterosaurio más grande del mundo -aproximadamente 15.9 metros de longitud-. 

PterodactyloPor otro lado, fue el Darwinopterus el Pterosaurio de menor tamaño, el cual fue descubierto en China y nombrado así en honor a Darwin. No medía más de 50 centímetros de largo, y su fuente principal de alimentación eran los insectos y algunas presas de menor tamaño.

El dinosaurio volador más conocido de todos los tiempos es el Pterodáctilo, cuyo significado hace referencia a “dedo alado”. Ésta especie vivió hacia finales del período Jurásico y fue la primera en ser nombrada e identificada como reptil volador.

La mayoría de estos dinosaurios tenían sus alas formadas por membranas de músculos y piel, las cuales se extendían desde sus dedos hasta sus patas traseras. Además, sus características físicas les permitían volar y abarcar los grandes cielos del momento en busca de alimento, habiendo sido considerados como importantes cazadores gracias a su rápida velocidad y perfecta visión. Se adaptaban muy bien al ecosistema en que vivían, acechando y atacando desde el aire a presas que estuvieran tanto en tierra firme.