Saltar al contenido

Trucos para hacer un buen germinador

Seguimos en la hermosa sección de “hágalo usted mismo” en donde ya hemos hablado largo y tendido de cómo usar el hilo dental, qué poner en la valija del viaje, cómo organizar la mochila del colegio o cómo hacer una excelente maqueta del sistema solar. Pero como sabemos que eso no es absolutamente nada de todo lo que necesitás saber, también tenemos el blog NeetGuías, tu cajita de información útil para tu vida diaria. Hoy hablaremos de cuáles son los trucos para hacer un buen germinador.

Los germinadores son elementos que adoran lo que hacen jardinería casera. Y como siempre nos encontramos con algunas dificultades, acá van unos tips para hacer un buen germinador con elementos que tenemos en nuestra casa para no ir gastando ni contaminando el medio ambiente.

Lo ideal para hacer un germinador casero son los potes de yogur, o incluso cáscaras de huevo. Hay que tener en cuenta hacerles un orificio para que drene bien el agua. La otra que es muy buena también es utilizar los tubos de cartón de los papel higiénico o rollos de cocina: sólo hay que cortarlos hasta que tengan una altura de cinco o siete centímetros, altura ideal para una excelente germinación.

Trucos para hacer un buen germinador

Una vez con el contenedor, a armar el germinador se ha dicho: colocar piedras o grava en el fondo y una base de tierra adecuada para la plantita a germinar. En el piso donde están los contenedores se puede agregar arena, así el drenaje del agua se hace más fácil. Para que el germinador funcione bien, debe mantener una cierta cantidad de humedad adecuada y una temperatura constante. Por eso también se recomienda usar alguna tapa que lo aísle de la temperatura externa.

Finalmente, es una buena idea plantar tres o cinco semillas de la planta a germinar. Una vez crecidas, se eliminan las que crecieron más débilmente y elegimos la que mejor crecimiento tuvo. Estadísticamente, conviene. Además, se aprovechan todos los espacios del germinador.