Saltar al contenido

Año nuevo, vida nueva

Brindis por el nuevo año
Nuevo año

La trillada frase “Año nuevo, vida nueva” creo que tiene un sentido más profundo de lo que meramente significan sus palabras interconectadas. No se trata de comenzar un nuevo año y cambiar de vida. No se trata de dejar de hacer las cosas que hacíamos y hacer otras nuevas distintas. Se trata de crecer, de evolucionar. Uno no es el mismo a medida que pasan los años. Uno cambia constantemente, todo el tiempo. Hace poco escuche un discurso de un profesor a sus alumnos por graduarse de la Universidad que  dijo una gran verdad para mí: “las personas no siempre piensan y opinan lo mismo en relación a un tema, su pensamiento puede ir variando y mutar ¿por qué ser tan rígidos y quedarnos anclados con una opinión que ya no nos pertenece?”. Creo que es totalmente así, que hay que sacarse el orgullo y permitirse cambiar o reconocer el cambio en nosotros. Es sano auto renovarse y trasformarse.

Por eso creo que “Año nuevo, vida nueva” hace referencia a esa metamorfosis que todo ser humano va experimentando en su trascurrir por este mundo. Hay que animarse a lo no conocido, a escalar un poco más alto, a alcanzar esa nube tan lejana. Es sano, es humano. Por eso mis expectativas para este año apuntan a esto, a dejarme sentir, a descubrir mi propia metamorfosis, a modificar aquellos puntos de mi vida que ya no concuerdan con lo que soy y a buscar otros que sí sean más acordes y me acerquen más a la plenitud y a la felicidad que todos, en mayor o en menor medida, consciente o inconscientemente anhelamos y buscamos.

El cambio puede ser conseguir un trabajo o dejar de trabajar, empezar a estudiar o terminar los estudios, aprender a pintar, a cantar, a meditar. Hacer yoga, salir a correr. Ahorrar, planear un viaje. Mejorar algún aspecto de nuestra personalidad.

Con respecto a mi trabajo en Neet me sirvió para darme cuenta que me gusta escribir, que creo que lo hago relativamente bien y que en general no me cuesta hacerlo. Estoy contenta aunque no puedo dejar de decir que mis intereses tienen otros rumbos, pero como dije anteriormente la gente cambia, las opiniones pueden cambiar y ¿quién sabe?. Hoy pienso y creo esto, mañana ya no sé.