Saltar al contenido

Atahualpa Yupanqui

Atahualpa Yupanqui

Atahualpa Yupanqui, seudónimo de Héctor Roberto Chavero Haram fue un reconocido cantautor, guitarrista, poeta y escritor argentino. Nació en el Campo de la Cruz, en el partido de Pergamino (al norte de la provincia de Buenos Aires) el 31 de enero de 1908. A partir de los 6 años aprendió guitarra con Bautista Almirón.

Fue autor de más de 1500 canciones, se hizo famoso con temas como Caminito del indioNostalgia tucumanaLos ejes de mi carretaZamba del adiósHuajiraViento, vientoCampo abiertoEl payador perseguido. Entre su producción lírica cabe destacar Piedra sola(1950) y Guitarra (1958). Yupanqui también fue un notable prosista, como atestigua un buen número de sus obras, entre ellas El canto del viento (1965) y Notas de un viaje al Japón (1977). Muchas de sus composiciones, de hondo lirismo y crítica abierta a las condiciones sociales de América Latina, figuran en el repertorio de grandes intérpretes mundiales de la canción.

En 1917 su familia se trasladó a Tucumán. La temprana muerte de su padre lo hizo prematuramente jefe de familia. Jugó tenis, boxeó y se hizo periodista. Fue improvisado maestro de escuela, luego tipógrafo, cronista, músico y fundamentalmente, agudo observador del paisaje y del ser humano. A los 19 años de edad, compuso su canción “Camino del Indio”. Se exilió a Uruguay. Pasó por Montevideo, para luego dirigirse al interior oriental y el sur del Brasil. Realizó una incursión por Catamarca, Salta y Jujuy y visitó nuevamente el Altiplano en busca de testimonios de las viejas culturas aborígenes.

A causa de su afiliación al Partido Comunista su obra sufrió la censura durante la presidencia de Juan Perón, fue detenido y encarcelado varias veces.

Se le considera el más importante músico argentino de folclore, la pasada semana se cumplió el 104 aniversario de su nacimiento. Sus composiciones han sido cantadas por reconocidos intérpretes, como Mercedes Sosa, Alberto Cortez, Pedro Aznar, Los Chalchaleros, Horacio Guarany, Jorge Cafrune, Alfredo Zitarrosa, José Larralde, Víctor Jara, Ángel Parra, Jairo, Andrés Calamaro, Divididos, Marie Laforêt, Mikel Laboay Enrique Bunbury entre muchos otros, y siguen formando parte del repertorio de innumerables artistas, en Argentina y en distintas partes del mundo.

Atahualpa se fue a Europa en 1949.  Inmediatamente firmó contrato con “Chant du Monde”, la compañía de grabación que publicó su primer LP en Europa, “Minero soy”, que obtuvo el primer premio de Mejor Disco de la Academia Charles Cros. Posteriormente, viajó extensamente por Europa.

En 1952, Yupanqui regresó a Buenos Aires, donde rompió su relación con el Partido Comunista, lo que hizo más fácil para él concertar actuaciones en radio. Mientras que con su esposa Nenette construía su casa de Cerro Colorado (Córdoba).

El reconocimiento del trabajo etnográfico de Atahualpa Yupanqui se generalizó durante la década de 1960, y con artistas como Mercedes Sosa y Jorge Cafrune grabaron sus composiciones y lo hicieron popular entre los músicos más jóvenes, que se refieren a él como Don Ata.

Durante 1963 y 1964, realizó una gira por Colombia, Japón, Marruecos, Egipto, Israel eItalia. En 1967 realizó una gira por España estableciéndose finalmente en París. Volvió periódicamente a la Argentina y apareció en Argentinísima II en 1973, pero estas visitas se hicieron menos frecuentes cuando la dictadura militar de Jorge Videla llegó al poder en 1976.

En 1987 volvió al país para recibir el homenaje de la Universidad Nacional de Tucumán. Debió internarse en Buenos Aires en 1989 para superar una dolencia cardíaca, pese a lo cual en enero de 1990 participó en el Festival de Cosquín.

Sin embargo, a los pocos días Yupanqui cumplió un compromiso artístico en París. Volvió a Francia en 1992 para actuar en Nîmes, donde se indispuso y falleció el 23 de mayo. Por su expreso deseo, sus restos fueron repatriados y descansan en Cerro Colorado.

Canciones más conocidas

De las 325 canciones de su autoría registradas oficialmente,pueden citarse La alabanzaLa añeraEl arrieroBasta yaCachilo dormidoCamino del indioCoplas del payador perseguidoLos ejes de mi carretaLos hermanosIndiecito dormidoLe tengo rabia al silencioLuna tucumanaMilonga del solitarioPiedra y caminoEl poetaLas preguntitasSin caballo y en MontielTú que puedes, vuélveteNada másViene clareandoZamba del grillo, entre muchas otras.
Entre sus canciones más conocidas podemos citar Viene clareando, El arriero, Zamba del grillo, La añera, La pobrecita, Milonga del peón de campo, Camino del indio, Chacarera de las piedras, Recuerdos del Portezuelo, El alazán, Indiecito dormido, El aromo, Le tengo rabia al silencio, Piedra y camino, Luna tucumana, Los ejes de mi carreta, Sin caballo y en Montiel, Cachilo dormido, Tú que puedes vuélvete, Duerme negrito, así como también el extenso relato por milonga El payador perseguido.
De cualquier manera, no hay que olvidar que esta selección es apenas una muestra de un cancionero de gran extensión y calidad, al que uno puede acercarse a través de cualquiera de sus obras. Para completar este breve panorama proponemos una segunda serie de canciones para quien esté interesado en conocer más profundamente la obra de YupanquiMilonga del solitario, Las coplas de baguala del Valle Calchaquí, El poeta, El promesante, Canción de los horneros, Guitarra dímelo tú, Tierra querida, La viajerita, Lloran las ramas del viento, Huajra, Cruz del sur, Adiós Tucumán, La estancia vieja, Caminito español, Las preguntitas, Los hermanos, La colorada, Pago viejo, Nostalgias tucumanas, etc., etc.

Vía: educ.ar

Vía: Wikipedia