Saltar al contenido

Anemia en mujeres y niños

Anemia
Anemia en niños

La anemia por definición es la disminución de la concentración del pigmento Hemoglobina en los Glóbulos Rojos. Este pigmento es importantísimo para la función de los eritrocitos de transportar el oxígeno. Por lo tanto la anemia hace que el oxígeno sea menos transportado lo que se traduce clinicamente en cansancio o fatiga, disminución de las funciones cognitivas, palidez, entre otras cosas. Muchas veces igualmente estos síntomas no son tan marcados y la anemia pasa desapercibida. Por eso, en aquellos grupos de riesgo como son niños a partir de los 6 meses de edad, mujeres embarazadas y mujeres en edad fértil, la pesquisa de la anemia a través de un examen de sangre resulta muy beneficiosa.

De todas maneras, para ver si uno tiene anemia o no es necesario concurrir a un médico para que realice la evaluación y pruebas pertinentes destinadas a detectar esta patología. En esta nota simplemente vamos a brindar información de qué alimentos son útiles para prevenir la aparición de anemia en los grupos de riesgo ya mencionados y que conductas se deberían eliminar ya que favorecen la aparición de anemia.

– El consumo de carnes, principalmente rojas, es fundamental. Un alimento muy rico en hierro y barato es el hígado que mucha gente no compra porque «le tiene idea» o no le gusta, pero la verdad en los tiempos que correr es lo más barato y con alto contenido de hierro que se puede encontrar. Otras carnes pueden ser pescado o pollo.

– El consumo de lentejas también es muy importante para prevenir la anemia o ayudar a revertirla.

– Las verduras de hoja verde también tiene hierro, auqnue no tanto como la carne.

– La llema de huevo es muy rica en hierro.

– Las infusiones como el té o el mate disminuyen la absorción de Hierro a nivel intestinal así que más vale no darle esto a los niños, además de que no tienen nutrientes y lo único que hacen es llenar la panza del niño y que después no coma cuando tiene que comer.

– Las frutas secas como las pasas de uva son ricas en hierro (ojo con las frutas secas, no hay que dar nueces a los niños menores de un año porque son alimentos muy alergénicos)

– Otra opción son los cereales fortificados con hierro.