Saltar al contenido

Democracia delegativa y ciudadanía de baja intensidad

"participación ciudadana" "América Latina" "democracia" "años 90"
Democracia delegativa y ciudadanía de baja intensidad

Pancho O´ Donell acuño el concepto de Democracia delegativa para nombrar el proceso que se dió en las sociedades latinoamericanas cuando luego de las dictaduras militares, delega el poder por completo al Estado. Esta actitud adoptada por la ciudadanía se condice con los temores existentes en torno a la participación, los espacios y la imposibilidad de auto-percibirse como sujetos de cambio.

La democracia implica la representación  y son los gobernantes que rinden cuenta a los ciudadanos. Sin embargo existen diferentes formas de ejercer el control: control horizontal son los poderes del estado que controlan al gobierno; control vertical: es el pueblo, la ciudadanía que controla al Estado.  En las sociedades latinoamericanas señala O´Donell solo existía hasta hace unos 20 años atrás la costumbre o el ejercicio de votar, luego la ciudadanía se desentendia de su derecho de exigir cuentas a sus gobernantes. Estas practicas son las que colaboraron a conformar una “ciudadania de baja intensidad”.

Estos controles que señala Pancho O´Donell fallaron y son los que desde su análisis  colaboraron a extender la corrupción en los gobiernos, a naturalizarla y a descreer de la política como espacio de realización personal y de cambios sociales. A su vez grandes margenes de las sociedades en los ´90 no eran ciudadanos porque sus hogares tenian grandes carencias, falta de trabajo y dificultad en el acceso a los bienes básicos. En la actualidad, en la Argentina, a partir de las organizaciones sociales que salieron a la calle, la conformación de Ong´s activas, el acceso de nueva gente a la política post crisis de 2001 podemos señalar que existe un cambio en los modos en que la ciudadanía participa de la política y acompaña a sus gobernantes.