Saltar al contenido

El texto y sus características

"el autor y el lector" "códigos de lectura" "senderos de interpretación" "norma de los textos"
El texto y sus características

Los textos son escritos para alguien, para un “otro”, que los leerá y podrá entender cual es el camino “previsto” por su autor. Es así que la interpretación es guiada por el autor para evitar interpretaciones erróneas y dejar pautados los caminos a seguir. Es fundamental que el productor textual guíe al lector.

Para poder colaborar con el lector  el autor debe ser claro y organizar la información que brinda. A su vez las palabras deben ser elegidas y ubicadas de modo tal que evite la ambigüedad. Si pensamos en una metáfora para el texto imaginemos que este es una ciudad, donde los bancos, árboles, casas, son las oraciones que lo conforman.  Cada elemento que aparece en el texto debe necesariamente mantener relación  con las oraciones anteriores. Pues el objetivo central del texto es  comunicar a alguien una “idea”.

Los textos en definitiva son acontecimientos comunicativos, que se relacionan con un contexto y están organizados. Los textos pueden ser verbales o no verbales por ejemplo:  vídeos, gráficos, poemas, cuentos, obras de teatro. Existen normas que los textos deben cumplimentar, uno de los centrales es que el texto tenga cohesión interna. Es decir que las oraciones se relacionen entre sí. Cuando los textos son cortos se puede marcar la relación entre oraciones señalando genero, personas, etc. Si el texto es largo se puede establecer relación entre párrafos haciendo uso de la sinonimia, paráfrasis, repetición, elipsis, formas pronominales y la conexión.