Saltar al contenido

Formación de un Huracán

Huracán
Huracán

El Huracán es un tipo de ciclón tropical,  término genérico que se usa para cualquier fenómeno meteorológico que tiene vientos en forma de espiral y que se desplaza sobre la superficie terrestre.

Un Huracán esta acompañado de una amplia área de nublados, con lluvias, chubascos (precipitación brusca, intensa y de corta duración, que puede ocurrir de forma de nieve, agua o aguanieve) y tormentas eléctricas y vientos que superan los 118 km/h. En el hemisferio Norte sus vientos giran en el sentido contrario a la aguas del reloj, y viceversa en el Hemisferio Sur, es decir, en el sentido de las agujas del reloj.
El término universal es Ciclón Tropical, pero posee distintos nombres según el lugar donde ocurra, en la zona del Caribe es llamado Huracán (por el dios de los vientos maya, del mismo nombre), en el medio oeste norteamericano se lo llama Tromba Marina, en Filipinas, Baguios, en el Océano Índico, Tifón Tropical y en Australia es conocido como Willy-Willies
El huracán funciona como una máquina sencilla de vapor, con aire caliente y húmedo proveyendo su combustible.
Cuando los rayos del sol calientan las aguas del océano, el aire húmedo se calienta, se expande y comienza a elevarse como lo hacen los globos de aire caliente. Más aire húmedo remplaza ese aire y comienza ese mismo proceso de nuevo.

huracanes
huracanes
Tiene que haber ciertos elementos presentes para que se produzca la formación de un huracán:
  • Temperatura de la superficie del mar mayor a 26.5°C.
  • Vorticidad positiva (es decir que el aire cerca de la superficie del mar presente un potencial de giro).
  • Debe existir un sistema de baja presión en superficie.
  • Convergencia en superficie (los vientos de distintas direcciones llegan a un punto).
  • Divergencia en altura (los vientos salen en distintas direcciones desde un punto).

Vía: angelfire