Saltar al contenido

Juana Azurduy

Retrato de Juana Azurduy

Juana Azurduy es un nombre que seguramente muchas veces hemos oído, la misma fue una patriota guerrillera del Alto Perú que acompañó a su esposo Manuel Ascencio en las luchas por la emancipación en el Virreinato del Río de la Plata.

Esta junto a su esposo se unen a la Revolución de Chuquisaca, la misma provocó la destitución del presidente de la Real Audiencia de Charcas, cobrando un gran protagonismo Juan  Antonio Álvarez de Arenales. El 20 de junio de 1811, se produce la derrota del Ejército del Norte en la batalla de Gauqui, y los realistas que estaban al mando de José Manuel de Goyeneche recuperaron el control del Alto Perú;  las propiedades de los Padilla junto con las cosechas y sus ganados fueron confiscadas, siendo apresada Juana Azurduy y sus hijos, pero Padilla logró rescatarlos refugiándose en las alturas de Tarabuco.
Ya en 1813, Juana Azurduy y su esposo, se ponen a las órdenes de Belgrano, quien era el nuevo jefe del Ejército Auxiliar del Norte; durante la batalla de Vilcapugio no participaron combatiendo en la batalla, pero Juana Azurduy organizó luego el “Batallón Leales” que participó en la Batalla de Ayohuma el 9 de noviembre de 1813, que significó el retiro de los ejércitos argentinos del Alto Perú. Fue a partir de ese momento Padilla y sus milicianos se dedicaron a realizar acciones guerrilleras contra los realistas; Azurduy lideró la guerrilla que atacó el cerro Potosí, tomando el mismo el 8 de marzo de 1816. Este triunfo le valió, el 13 de agosto de 1816 el nombramiento de rango de teniente coronel por un decreto firmado por Pueyrredon.

El 14 de noviembre de 1816 Juana Azurduy fue herida en la Batalla de La Laguna, su marido que acudió a rescatarla fue herido de muerte. Esto significo un cambio de planes, se abandonó la ruta altoperuana para combatir a los realistas, y se replegaron hacia el sur donde se unieron finalmente con Martín Miguel de Guemes; tras la muerte de este en 1821, Juana se vio signada por la pobreza total. En 1825 Simón Bolívar, visita y ve las condiciones en las que esta vivía, por eso la asciende al grado de Coronel y le otorga una pensión.
Pasó varios años en Salta solicitando al gobierno boliviano, ya independiente, sus bienes confiscados, y la  pensión que le habían otorgado le fue quitada en 1857 bajo el gobierno de José María Linares. Murió indigente el día 25 de mayo de 1862 cuando estaba por cumplir 82 años y fue enterrada en una fosa común. Su restos fueron exhumados 100 años después, para ser guardados en un mausoleo que se construyó en su homenaje en la ciudad de Sucre.

Juana Azurduy representa un modelo de mujer que luchaba por alcanzar sus ideales, tal fue su convicción y coraje por lo que hacía que combatió embarazada de su quinta hija, y como bien vimos murió casi olvidada en la pobreza extrema.

Vía: www.argentina.ar