Saltar al contenido

La piedra filosofal y la alquimia

piedra filosofal
piedra filosofal

La piedra filosofal es una supuesta sustancia que según la alquimia tendría propiedades extraordinarias, como la capacidad de transmutar los metales vulgares en oro. Existirían dos tipos de piedra: la roja, supuestamente capaz de transmutar metales innobles en oro, y la blanca, cuyo uso transformaría dichos metales innobles en plata. La roja se obtendría empleando la Vía Seca; la blanca a través de la Vía Húmeda; en ambos casos el elemento de partida sería la pirita de hierro.

La alquimia se practicó aproximadamente desde el siglo IV a. C. hasta el surgimiento de la química y las ciencias naturales, a comienzos del XVII. Tres fueron los objetivos fundamentales que persiguieron los alquimistas, pero todo se reducía en la búsqueda de la piedra filosofal, considerada como la única sustancia capaz de conseguir la transmutación, la panacea universal y la inmortalidad. La creencia más extendida afirmaba que esta sustancia, puesta en un metal innoble como el hierro, mediante el proceso de fusión, sería transformada en oro.

piedra filosofal
piedra filosofal
La verdadera Piedra Filosofal posee tres virtudes:
  • Transforma en oro el mercurio o el plomo en fusión, sobre los cuales se deposita una pulgarada. (Digo en oro, y no “en un metal” que se le aproxime más o menos, como lo ha creído, ignoro por qué, un sabio contemporáneo)
  • Constituye un enérgico depurativo de la sangre y, cuando se la ingiere, cura cualquier enfermedad.
  • También actúa sobre las plantas, y las hace crecer, madurar y dar frutos en unas horas.

Para crear la piedra filosofal, se debe tener asegurada la sobrevivencia por al menos veinte años, ya que unos años se emplearan en investigar y otros en cometer errores y otros para la elaboración exitosa.

Los intentos de elaboración de la piedra resultaron arriesgados, requiriendo tiempo y dinero para llevarse a cabo, además de una enorme paciencia. El trabajo con materiales inflamables o explosivos, como la polvora, supuso un factor de riesgo para las practicas alquímicas.

Vía: wikipedia