La revolución Rusa

Anuncios patrocinados


El proceso de lo que se conoce como Revolución Rusa comienza en el imperio zarista en 1905 y culmina en octubre de 1917; el mismo constituye uno de los fenómenos más importantes del siglo XX.  Se destaca porque la trasformación que provocó fue muy importante, ya que un imperio que era gobernado por un autócrata (conocido como régimen zarista), pasó a ser una república federal socialista; donde una sociedad de campesinos pobres se convirtieron en una gran potencia industrial.

Antes de la revolución, Rusia tenía una economía netamente agraria, con una relación laboral del tipo feudal (Los grandes terratenientes dueños de extensas zonas de tierras fértiles explotaban a los campesinos.); por tanto no había industrias y la burguesía industrial casi no existía.  Políticamente Rusia era un imperio conducido por un zar, dueño de un poder absoluto, con decisiones únicas sin cuestionamientos.  La mayor masa de la población se conformaba por los campesinos que comprendían un 85% de la población, y vivían en condiciones de extrema pobreza.

 Bajo este contexto  los campesinos comenzaron a organizarse para tratar de rebelarse contra este sistema injusto y opresor. El gobierno ruso percibía esta inconformidad popular y decidió iniciar una serie de reformas que no mejoraron la calidad de vida de las personas.  Dentro de la oposición había dos opiniones enfrentadas:

a)   los que deseaban un país capitalista como el resto de Europa occidental, con tendencias liberales.

b)      una gran mayoría con una política de tipo socialista.(los campesinos, obreros y soldados)

  En 1905 Rusia pierde la guerra con Japón, y el país se encuentra en una situación de debilidad política, por lo tanto la oposición aprovecha para crear una revuelta en San Petersburgo, denunciando la incompetencia del monarca. Como medida de reacción el zar reprime a los manifestantes y dispara en las puertas del Palacio de Gobierno, matando a más de cien hombres y mujeres. De igual manera el zar toma las quejas y acepta la creación de una especie de parlamento, llamado Duna, el cual no funcionó.  De esta manera las primeras reformas liberales fracasaron, porque  el zar ni los nobles estaban dispuestos a ceder sus derechos y privilegios.

Sumado a esto,  Rusia había entrado en la primera Guerra Mundial y su economía estaba estancada debido a los costos de la guerra y a que los hombres debieron dejar sus tierras para alistarse como soldados; como consecuencia no había combustible, ni comidas, ni materias primas. .

Podemos notar que los más perjudicados bajo este contexto eran los campesinos , los soldados sin trabajo y los obreros con un bajo sueldo.  Los tres grupos se organizaron formando soviets, y se expandieron en toda la nación para crear lo que fue la primera revolución socialista del mundo, en 1917.

Los Soviets

Como las medidas no llegan a buen puerto, los soviets (dirigidos por Lenin que estaba exiliado) forman el partido bolchevique, y se rebelan asumiendo todo el poder. Se formó el Consejo de Comisarios del Pueblo, dirigidos por Lenin y comenzaron a dar respuesta a la gente que tan miserablemente vivía. Se tomaron algunas medidas que proponían equidad, el final de la guerra, y un gobierno formado por obreros y campesinos; conformándose un gobierno socialista.

 Para este camino había dos vías las cuales giraban en establecer medidas duras para llegar al régimen socialista, o bien aplicar medidas más moderadas que con el tiempo llegarían a la construcción definitiva de las ideas marxistas; Lenín era partidario de esta última opción y ese fue el camino seguido. Como esta revolución asombró y asusto al mundo occidental (con orientación capitalista) países como Inglaterra apoyaron el ejército blanco. El mismo era comandado por generales zarista y se enfrentaban al ejército rojo (los bolcheviques) organizado por Trosky. Esta guerra civil, en la que se impuso el régimen del Partido único (bolchevique), duró más de 3 años, provocó más de 7000 muertes y dejó un país devastado económicamente.

El ejército rojo liderado por Trosky

 Terminada la guerra civil como el país se encontraba en una difícil situación económica y parecía que se volvería a repetir la historia zarista, Lenin aplica unas leyes conocidas como la Nueva Política Económica (NEP),  tratando de recomponer la economía. Estas medidas provocaron una recuperación de la economía, pero muchos cuestionaron (entre ellos Trosky) si realmente estas eran socialistas.

  En 1922 Lenin tiene un ataque de apoplejía lo que lo obliga a abandonar el poder, y comienza una interna entre algunos conductores para reemplazarlo, se crea un triunvirato formado por Stalin Kamanev y Zinovied, y Trosky es exiliado en México, asesinado mas tarde por orden de Stalin.

Con las medidas económicas que no estaban funcionando muy bien, Stalin no de acuerdo con esto, abandona el NEP y cambia el rumbo de la economía; con un modelo que apuntaba más a un desarrollo industrial y de producción.   Stalin gobernó desde 1927 hasta 1953, y consolidó un régimen sumamente duro y autoritario que no toleró ningún tipo de oposición hacia el oficialismo.

 

 Vía:Planeta Sedna



Artículos relacionados:




Laura

Mi nombre es Laura, fanática de las buenas charlas, la música y el cine. Soy una antropóloga capricorniana muy impaciente, justa y coherente. Cuasi adicta a algunos placeres de la vida como escuchar al flaco y ver una buena película; además soy muy alegre, y como siempre digo: rebuscada de manera simple. Ah! nunca me olvido de que: Las flechas que unos ven partir, otros las ven llegar..

2 ideas en “La revolución Rusa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *