Palabras agudas y palabras graves

Anuncios patrocinados


Las palabras de la lengua castellana, de acuerdo a su acentuación, pueden ser clasificadas en palabras esdrújulas, palabras agudas y palabras graves. También están las sobre-esdrújulas, aunque se observan en menor frecuencia. Veamos de qué se trata esto de la división y acentuación de nuestro vocablo.

 

047aa03f1c2913dae455aa9474e4e822

 

La Sílaba Tónica

Cuando hablamos de acentuación en nuestro vocablo, hablamos de la conocida sílaba tónica, aquella que se pronuncia con mayor énfasis. También existen reglas ortográficas que son las de acentuación, las cuales establecen qué palabras llevan tilde o sólo acento ortográfico. Estas reglas podrán variar de acuerdo a cada tipo de palabra.

Son justamente las tildes las que permiten diferenciar una palabra con otra que se escribe con las mismas letras pero posee un significado diferente. Al hablar podemos rápidamente marcar una diferenciación por la entonación, pero al momento de escribirlo, son necesarias algunas condiciones que marquen la diferencia.

EJEMPLO: “diálogo” -palabra esdrújula-, “dialogo” -palabra grave-, “dialogó” -palabra aguda-.

En este ejemplo podemos diferenciar claramente una palabra grave de una aguda; las palabras agudas se acentúan en la última sílaba y, de acuerdo a lo que plantean las reglas ortográficas de acentuación, llevarán tilde al finalizar en N, S o vocal. Veamos otros ejemplos:

CANCIÓN: palabra aguda acentuada en la última sílaba (ción). La tilde aparece pues finaliza con la letra N y, de acuerdo a la regla, debe llevar acento ortográfico. Es importante señalar que el plural de este término (“canciones”) no pertenece al grupo de las palabras agudas sino que se convierte en una palabra grave y, según las reglas de acentuación, estas palabras no deben acentuarse si terminan en S; esto significa que el plural de canción no lleva tilde.

MANDAMÁS: esta es otra palabra aguda acentuada ya que su sílaba tónica se encuentra en la última partícula (más) y termina en S.

DORMIRÉ: esta conjugación del verbo dormir también lleva acento ortográfico porque la sílaba tónica se encuentra en la última partícula (ré) y la palabra termina en vocal.

CLAMOR: pese a que esta palabra aguda tiene su acento en la última sílaba (mor), como termina en la letra R no debe llevar tilde.

VERDAD: es el mismo caso del expuesto con antelación; sólo que en esta oportunidad la palabra termina en D.






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *