Saltar al contenido

¿Qué es un embarazo ectópico?

embarazo fuera del útero
Embarazo ectópico

Un embarazo ectópico es aquel que se produce en una localización diferente a la normal, es decir, en un lugar que no es el útero. Lo más frecuente es que se produzca en la Trompa de Falopio, aunque también puede darse en el ovario, cuello uterino, ligamentos anchos o el interior de la cavidad abdominal.

Los factores de riesgo para tener un embarazo ectópico son todos aquellos procesos que alteren el transporte del huevo o cigoto desde su formación en la trompa al producirse la fecundación, hasta su implantación 7 días después en el endometrio que reviste el interior de la cavidad uterina. Entre ellos lo más frecuente es: la salpingitis aguda, los procedimientos invasivos como cirugías a nivel de las trompas, la presencia de sinequias o adherencias por endometriosis, tener colocado un DIU con levonorgestrel, etc.

El diagnóstico de embarazo ectópico se hace por la clínica, el laboratorio y la ecografía. Clinicamente la mujer después de haber tenido amenorreas y constatarse el embarazo, comienza a perder sangre en pequeña cuantía, generalmente es sangre «en borra de café», tiene dolores a nivel hipogástrico y se le palpa en algunos casos una masa a nivel anexial. El laboratorio nos muestra un aumento de la subunidad beta de Gonadotrofina Coriónica Humana (hormona que se detecta en el embarazo) pero más leve que en un embarazo normal así como niveles de Progesterona levemente elevados.Por último en la ecografía vemos un útero aumentado de tamaño pero sin saco gestacional y sí una imagen a nivel de los anexos.

El principal problema del embarazo ectópico es que en el 90% de los casos se produce la rotura de la trompa porque es muy poco distensible, lo que ocasiona un Abdomen Agudo Hemorrágico que es de resolución quirúrgica.