Quién fue Ares

Anuncios patrocinados


descarga (13)A lo largo de estos párrafos te iremos contando hoy quién fue Ares, dios olímpico de la guerra perteneciente a la Antigua Grecia. Junto a su biografía iremos anexando información sobre sus batallas, amoríos y su trascendencia dentro de la mitología griega.

 

Biografía de Ares

Hijo de Zeus y Hera, Ares no sólo fue considerado como dios de la guerra sino también reconocido por su figura vinculada a la materialización de la fuerza bruta y de la violencia; donde había batalla, Ares estaba presente.

Ares tuvo una hermanastra, Atenea, quien tuvo también una importante presencia en el panteón olímpico por representar lo opuesto a su hermano; ella suponía la meditación y la sabiduría en cuestiones de guerra y batallas.

ares-cronidaDe acuerdo a lo que cuenta la leyenda, Zeus no apreciaba demasiado a Ares justamente por su sed de sangre e impronta violenta. Y su madre tampoco; ambos progenitores rechazan a Ares por su carácter agresivo. Como consecuencia de ello, no era bien visto en su tiempo; habría adquirido una cierta fama negativa, de desconfianza y recelo ante los griegos.

Podemos decir que la disposición a la guerra que presentaban las tribus de Tracia, en el suresta de Europa, llevaron a que sea ese el hogar de Ares; tiempo más tarde fue el lugar donde se le rendiría culto a sus acciones.

Respecto a los símbolos que podrían llegar a representar a Ares en su figura de guerrero podemos encontrar varios y diversos, entre ellos: un carro tirado por cuatro sementales inmortales; armadura de bronce y lanza; pájaros sagrados como las lechuzas, los buitres y los pájaros carpinteros; y su animal preferido, el perro.

Como tal, en el arte griego clásico, Ares era representado con un imponente casco crestado y con una lanza a través de la cual atravesaba a sus enemigos.

 

13fe8fbcf907e18a

 

En lo relativo a sus amoríos, podemos decir que Ares tuvo gran cantidad de amantes, pero fue Afrodita la más destacada; diosa del amor, la belleza, la lujuria, la reproducción y la sexualidad. Junto a ella logró una importante descendencia en cuanto a hijos: Fobos (personificaba el horror), Harmonía (la diosa que representaba la armonía y la concordia), Deimos (la materialización del terror), Eros (dios de la atracción sexual y del amor) y Anteros (el amor no correspondido).

Existe una gran variedad de leyendas e historias vinculas a la vida de Ares, pero una de las más conocidas y representativas del guerrero fue la lucha en la cual se enfrentó a Halirrotio, hijo de Poseidón, dios del agua, la cual se desencadenó cuando Ares descubre que éste había intentado abusar de su hija.






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *