Saltar al contenido

Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP)

SOP
Hirsutismo

El Síndrome de Ovario Poliquístico o SOP es una afección de los ovarios de etiología desconocida que se caracteriza básicamente por la presencia de múltiples microquistes en ambos ovarios y que cursa con oligoamenorrea o amenorrea, esterilidad, hiperinsulinemia y resistencia a la insulina, obesidad e hiperandrogenemia con el consecuente hirsutismo y acné.

La etiopatogenia plantea varios puntos:

– Habría una disregulación a nivel hipotalámico que generaría una liberación pulsátil rápida de Hormona liberadora de Gonadotrofinas (GnRH) por lo que se producirían niveles elevados de Hormona Luteinizante o LH a nivel hipofisario, no así de Hormona Foliculo estimulante o FSH la cual se encontraría en niveles bajos.

– La hipersecreción de LH produciría Hipertecosis a nivel ovárico lo que aumenta mucho los niveles de andrógenos circulantes. El hiperandrogenismo además se ve favorecido por bajos niveles de FSH que no estimulan la actividad de la Aromatasa (enzima que convierte andrógenos en estrógenos) y también por la insulinorresistencia ya que normalmente la insulina también estimula la aromatasa. Más aún, también hay producción de andrógenos aumentada a nivel suprarrenal por un mecanismo no del todo conocido.

– A su vez la hiperandrogenemia favorece la conversión periférica de andrógenos a el estrógeno Estrona, facilitado también por el mayor contenido de masa adiposa en un cuadro también dominado por la Obesidad. Este hiperestrogenismo estimula las células lactotropas en la hipófisis por lo que también hay hiperprolactinemia.

Clinicamente el SOP se manifiesta con:

– Hirsutismo (aumento de vello en zonas andrógeno dependientes como el mentón) y acné.

– Ciclos anovulatorios que cursan con oligo o amenorrea.

– Esterilidad

– Hiperinsulinemia e insulinorresistencia con alteraciones del metabolismo de la glucosa y mayor riesgo de desarrollar Diabetes Tipo II.

– Obesidad.

Para el diagnóstico de esta afección hay que valerse de la clínica, el laboratorio y las imágenes.

Con respecto al laboratorio vamos a encontrar niveles aumentados de LH y bajos de FSH, es decir, una relación LH/FSH aumentada. Además encontraremos niveles altos de Estrona y de Prolactina, lo mismo que de andrógenos como la Testosterona, Andorstenediona y DiHidroepiandrosterona (DHEA).

Por medio de una ecografía ginecológica transvaginal podremos obstervar los microquistes de 2 a 10 milímetros de diámetro en un número mayor o igual a 10 y en ambos ovarios, es decir, bilateralmente.

Con un criterio clínico, uno bioquímico y la confirmación por Ecografía se hace el diagnóstico.

Para el tratamiento vamos a hacer una división:

-Si la mujer no tiene deseos de tener hijos se usarán antiandrógenos como la Ciproterona junto a etinilestradiol como estrógenos y para la insulinorresistencia, Metformina. Siempre acompañado de dieta y realización de actividad física para disminuir de peso lo que también mejora la insulinorresistencia.

– Si la mujer desea tener hijos se dará un inductor de la Ovulación como el Citrato de Clomifeno y la Metformina.