Saltar al contenido

Víctor Jara

Este cantante chileno, es sin dudas, uno de los grandes personajes de la historia latinoamericana. De origen chileno, nació un 28 de septiembre  de 1932 en San Ignacio, en la cuna de una familia campesina. Como fue hijo de un padre que sufría de alcoholismo, su madre es quien prácticamente se encargo de toda su crianza y la de sus hermanos, y es ella quien le enseño a toca la guitarra.

Su madre fallece y este decide ingresar en el Seminario Redentorista de San Bernardo, donde esta un año, y en 1953 ya integraría el Coro de la Universidad de Chile y comenzaría a estudiar e investigar sobre el folklore.

Víctor decidiría estudiar actuación entre los años 1956 y 1962, y luego también estudiaría Dirección en la  Escuela de Teatro de la Universidad de Chile, participando como alumno en muchas producciones. En el 57 integra el conjunto de cantos y danzas folklóricas “Cuncumén”, y tendría sus primeros contactos con la inigualable Violeta Parra.

También incursionaría rápidamente en la dirección teatral, ya que a los 27 años dirige: “Parecido a la felicidad” de Alejandro Siveking; es con esta obra que realizaría una gira por nuestro país, Uruguay, Venezuela y Cuba. Y así, de este modo, Víctor Jara en los años posteriores se volvería aun más una persona muy importante en el ámbito del arte.

Inicia su carrera en el canto cuando compone “Paloma quiero contarte”, que junto con otra de sus canciones forma parte del patrimonio folklórico chileno. Pero a su vez nunca abandonaría la actuación y la docencia, ya que seguiría actuando y daría clases de actuación en la Universidad de Chile entre 1964 y 1967.

Los premios no tardarían en llegar, recibe el premio “Laurel de oro” como mejor director del año, el premio “La crítica” del círculo de periodistas a la “Mejor dirección del año” y el premio en el “Primer festival de la nueva canción chilena” con el tema Plegaria a un labrador.

Y de este modo su carrera y trascendencia crece de modo inigualable, volviéndose un ícono no solo en su Chile natal, sino en toda Latinoamérica. Pero su vida cambia notablemente en 1973, cuando toma parte de la campaña electoral parlamentaria y se involucra fuertemente en la política, haciéndo conciertos a favor de los candidatos de la Unidad Popular.

Víctor Jara a través de su arte, participa activamente contra la guerra y el fascismo, lo cual en el contexto de la época era un acto muy heroico, recordemos que era el tiempo de las dictaduras en varios países latinoamericanos.

En septiembre de 1973, Jara va hacia la Universidad técnica del estado, donde canta en la inauguración de una exposición, desde la cual el presidente Allende se dirigiría al país. Pero en este acto los militares rodean el recinto universitario y toman como detenidos a todos los profesores y alumnos allí presentes, Jara es llevado al Estadio de Chile y es torturado.

Lamentablemente moriría acribillado no se sabe bien si el 13 o el 14 de septiembre, y su cuerpo es encontrado en la morgue como NN.

Víctor es aún hoy un símbolo no solo del folklore y la actuación, sino de lucha y de coraje; fíjense sino que en 2011 más de 35.000 personas asistieron al homenaje que se hizo hacia el en el Estadio Nacional, con el motivo de cumplirse de 69 años de nacimiento de cantautor.

Vía: Busca Biografías