Saltar al contenido

10 Mentiras escolares que nunca dejamos de creer

A lo largo de nuestra vida siempre nos vamos creyendo mentiras, producto de la mala información, la mala prensa o simplemente las ganas que tenemos de que algo sea así. Hay muchas razones para las mentiras y no es la idea de hoy hablar de cómo se realizan, pero sí podemos mencionar algunos mitos ya desmentidos en la actualidad, como que Einstein era un burro en el colegio (cosa que no es así), o los mitos sobre la actividad física o incluso los tatuajes, que como algunos piensan que es repulsivo se inventan cosas que no son. Por eso, acá hablamos de 10 mentiras escolares que nunca dejamos de creer, aunque hay que tener en cuenta algo: puede que alguno de estos mitos (que son mentiras, ya están desmentidos) puede que NO los hayas aprendido en el colegio, pero la idea se entiende.

Estas serían las 10 mentiras de la vida cotidiana y su justificación:

Leer con luz tenue NO disminuye la vista

  • Tenemos sólo 5 sentidos: en el colegio siempre veíamos y podemos relatar con los ojos cerrados cuales son los sentidos: el gusto, el olfato, la vista, el oído y el tacto. Pero se demostró que esto no es así, existe la propiocepción (que es el sentido, por ejemplo, que nos permite saber donde estan ubicado nuestros dedos con los ojos cerrados) o el sentido del tiempo, aunque este ultimo pueda quedar en la duda.
  • El mapa de la lengua: hemos dibujado lenguas en donde cada zona percibe un tipo de gusto distinto. 40 años después se vio que el famoso mapa era en realidad un papel borrador de cómo iban a realizarse las pruebas del gusto por un investigador. Hoy se sabe que cualquier parte de la lengua es sensible a los distintos sabores
  • Hay que tomar dos litros de agua por día: esto no es así ya que cuando se determinó el estudio, no se contaba con el agua que incluyen los alimentos que ingerimos. Moraleja: tomá agua con frecuencia, pero no trates de llegar a ese número.
  • Utilizamos solo el 10% de nuestro cerebro: o el porcentaje que vos quieras. Imposible. El cerebro es una maquina muy perfecta como para que lo utilicemos tan poco. Hoy en día se sabe que una persona bien desarrollada usa el 100% durante su vida diaria.
  • Leer con luz tenue puede causar ceguera: La luz baja solo hace que se nos dificulte enfocar y molesta al parpadear, pero es imposible que perdamos la vista por eso.
  • Napoleón era petiso: se determinó que la altura de Napoleón era en realidad 1,68 metros, que no es un gigante pero sí superaba la media de sos compañeros franceses.
  • La personalidad se define por el lado del cerebro dominante: es decir, si tu lado izquierdo es más grande, vas a ser artista y si el derecho predomina, entonces vas a ser un lógico y matemático. “Los científicos afirman que para ser verdaderamente creativos o analíticos, es necesario tomar recursos de ambos lados del cerebro.”
  • La materia tiene tres estados: “líquido, sólido y gaseoso”: esto es un poco arbitrario como mentira porque también existen otros como plasma, pero que son formas agregadas mucho más complejas. Incluso otros estados son creados por el hombre, como el supersólido.
  • Afeitarse provoca que el pelo crezca más grueso y oscuro: “dermatólogos y estudios que datan de 1928, aseguran que el afeitarse remueve solamente la parte muerta del vello y no la sección viva que está bajo la piel, por lo que es improbable que se afecte el ritmo del crecimiento.” Esta sensación se genera porque, al afeitarnos, cortamos la punta del cabello y lo que está por debajo es irremediablemente más grueso.
  • Van Gogh se mutiló una oreja debido a su enfermedad mental: en realidad fue su amigo Paul Gauguin quien lo hizo, que se la cortó con una espada mientras peleaban.