Saltar al contenido

Qué pasó en la Batalla de Ayacucho

Seguimos con el glosario de batallas argentinas, y la lista no frena. Ya hablamos de la batalla de Cepeda, la batalla de Pavón, la batalla de Chacabuco, la batalla de San Lorenzo y la batalla de Tucumán. Todas fueron batallas íntimamente relacionadas con la búsqueda de la independencia de nuestro país o de la lucha por un tipo de país, en donde los unitarios y federales no se ponían de acuerdo. Fueron una serie de conflictos casi independientes entre sí y a la vez no tanto, por eso hay que entender bien el contexto y sus razones. Hoy hablaremos de una batalla que no involucra a nuestro país pero sí al tremendo legado del general José de San Martín. ¿Qué pasó en la batalla de Ayacucho?

La batalla de Ayacucho

La importancia de la batalla de Ayacucho se debe a que con ella se garantizó la independencia de toda América del Sur. Pero veamos un poco sobre cómo fue la Batalla de Ayacucho. Corriendo el año 1824, los patriotas comandados por el por entonces dictador de Perú Simón Bolivar y su aliado José Antonio de Sucre se encontraban en la encrucijada de defenderse ante los españoles que amenazaban con responder de forma bélica. Finalmente, el ejército de Sucre llegó a la pampa de Ayacucho, al sur de Perú, en donde se enfrentó al ejército realista liderado por el virrey José de la Serna, siendo seis mil hombres versus diez mil respectivamente.

El ganador de la Batalla de Ayacucho fue el ejército de Sucre, en donde pasado el mediodía del 9 de Diciembre el virrey ya había caído prisionero. En el campo de batalla quedaron 1.400 realistas y 309 patriotas muertos. La batalla de Ayacucho, luego de la renuncia de los ejércitos realistas, fue catalogada como el fin y éxito del “plan sanmartiniano”