Saltar al contenido

Nomenclatura de los compuestos iónicos

En la presente publicación se continúa con lo explicado en “Nomenclatura de los compuestos”.

Como se dijo también en una publicación anterior los compuestos iónicos están formados por cationes (iones positivos) y aniones (iones negativos). Con excepción del ión amonio NH4+, todos los cationes se derivan de átomos metálicos. Los nombres de los cationes metálicos provienen del nombre de los elementos. Por ejemplo: Ión sodio (Na+), ión potasio (K+) o ión magnesio (Mg++).

Muchos compuestos iónicos son compuestos binarios (formados por dos elementos) y para su nomenclatura se nombra primero el anión no metálico y en segundo lugar el catión metálico. El anión se nombra tomando la primera parte del nombre del elemento y agregando el sufijo “uro” (cloruro, bromuro, yoduro). De esta manera el NaCl, es cloruro de sodio, el KBr, es bromuro de potasio, entre otros.

El sufijo “uro” se utiliza también para algunos grupos de aniones que contienen elementos diferentes, como cianuro (CN). Así el compuesto KCN se llama cianuro de potasio. Está, así como algunas otras sustancias iónicas, se denominan compuestos ternarios (formados por tres elementos).

Algunos metales, en particular los metales de transición, pueden formar más de un tipo de catión. Por ejemplo, el hierro (Fe), puede formar dos cationes Fe++ y Fe+++. Para diferenciarlos, se le asigna el sufijo “oso” al catión con menor carga positiva y el sufijo “ico” al catión con mayor carga positiva. Asi, el Fe++ se denomina ión ferroso (FeCl2 – cloruro ferroso) y el Fe+++, ión férrico (FeCl3 – cloruro férico). Este método tiene la limitación de que los sufijos “oso” e “ico” no proporcionan información respecto a la carga real de los cationes involucrados. Por ejemplo, el ión férrico es Fe+++, pero el catión cúprico (del cobre) tiene la formula Cu++. Además las terminaciones “oso” e “ico” proporcionan el nombre para dos cationes, cuando algunos elementos pueden formar tres o más.

En consecuencia, cada vez es más normal designar los diferentes cationes con números romanos. De acuerdo con este sistema, el número romano I indica una carga positiva, el II significa dos cargas positivas y así sucesivamente. Por ejemplo: MnO se nombra como óxido de manganeso (II), el Mn2O3, óxido de manganeso (III) y el MnO2, óxido de manganeso (IV). Así para el caso de los compuestos ferrosos y férricos vistos anteriormente, se denominan cloruro de hierro (II) y cloruro de hierro (III).

En las siguientes publicaciones se mostrará la nomenclatura de los compuestos inorgánicos moleculares, ácidos y bases e hidratos.